Tuesday, July 25, 2006

Te llama la llama : La Feria del Hogar


Para los que no la conocieron no saben lo que se perdieron y para los que si la disfrutaron vale la pena recordarla. Era el lugar que se debía visitar si o si en los feriados por Fiestas Patrias. Su símbolo era una llama. Porque escogieron una llama? la verdad no se, supongo porque es un animal típico del Perú y porque rimaba con el verbo llamar. Abría sus puertas por 20 días entre Julio y Agosto. Lo primero que veías al ingresar eran los dos stands gigantescos uno al lado del otro. El primero de la izquierda estaba destinado a la venta de electrodomésticos. Televisores, equipos de sonido, refrigeradoras, planchas, licuadoras, hornos microondas, y todo artefacto eléctrico que te podías imaginar. Lo mas bacán de todo era que cada tienda te entregaba un papelito o volante de propaganda. En algunos lugares regalaban bolsa, lapiceros, calcomanías, pero vaya a ver la cantidad de gente que se mataba por que se los regalen. Hacia el lado derecho estaba el otro stand en donde se ofrecían muebles, cortinas, espejos es decir, cosas para el hogar. Este stand era medio monse para mi gusto, pero era el lugar obligado si querías comprar almohadas de oferta de Hogar. No era raro ver a muchas personas saliendo de aquel lugar con dos o tres almohadas y hasta colchones, según ellos a precios ganga. Cuando salías de estos dos stands, de recorrido casi obligatorio, estaba en frente el clásico restaurante rodeado por agua y hacia la mano derecha el stand de defensa civil, pintado de color naranja. Podías escoger dos caminos: hacia la derecha o hacia la izquierda, pero igual llegabas a la primera parte de los juegos mecánicos. A medida que ibas avanzando podías visitar muchos stands pequeños que ofrecían diversos productos como: Decora-Ilumina, Artefacta, Recrea-Didacta o Moda. A mi me encantaba entrar al stand Recrea-Didacta, pues ahí encontrabas juegos, discos, instrumentos musicales y cosas generalmente para jóvenes. En Moda encontrabas alguna que otra oferta buena, lo malo es que después te cruzabas con alguien con un polo igualito al tuyo. Cada cierta distancia te encontrabas con unos kioskos en donde vendían sandwich de hotdog, algodón dulce, manzanas acarameladas y churros. A veces se les ocurría instalar algunas atracciones adicionales a modo de recorridos como Erase una vez el hombre, Visite el amazonas, La casa embrujada o Viaje al centro de la Tierra.
Casi a mitad de recorrido estaba el Auditorio. Tenía tres horarios. La hora infantil era de 3 a 4 y se presentaba como siempre Yola Polastri y alguna que otra aprendiz de animadora. Entre las 6 y las 7 era la hora Juvenil: conciertos de Rock a cargo de lo mejor de las bandas locales. Finalmente de 8 a 9 era la hora Adulta donde se presentaban grupos de boleros o de nueva ola tipo Jimi Santi o Los Doltons. También había juegos mecánicos como la clásica Montaña Rusa, el Pulpo, el Tagada que eran el furor de los chicos. Cerca de ahí estaba el Salón de los espejos que era un lugar en donde había muchos espejos que deformaban la figura y te hacían ver gordo, alto, enano, y lo mas gracioso era que todo el mundo se cagaba de la risa y al parecer habían micros en varias partes y los amplificaban hacia la parte exterior.
Otro paso obligado y después de haberte reído era el Food court o zona de comidas. En el se mezclaban algunos kioskos en donde te ofrecían fideos con tuco, hamburguesas, chorizos, butifarras, gaseosas, cervezas y el infaltable chocolate caliente. El que iba desde temprano y tenía billete se podía dar el lujo de comer en el pequeño chifa que había o sino el restaurante de pastas y carnes, que para la época era caro.
Una vez que hacías cuerpo y te recuperabas de la maleteada en los juegos mecánicos ya podías empezar a guardar tu lugar en el famoso Estelar que se realizaba al aire libre. Estos shows los dividían en dos grupos. Salsa y Rock. Por el genero Salsa desfilaron Oscar de Leon, Niche, el Gran Combo, la gran Celia Cruz y hasta el maestro de maestros Hector Lavoe. Del Rock que se puede decir, conciertos memorables como los de Charly García, Miguel Mateos, Virus o La Orquesta Mondragón. Creo que el maximo atractivo de la Feria del Hogar era el Gran Estelar, y es que no era tan facil asistir a un superconcierto y de paso divertirse con muchas cosas y todo por el mismo precio. Los mejores años de la Feria del Hogar se dieron durante la década de los ochentas y parte de los noventas, empezó a decaer debido a la aparición de grandes tiendas por departamentos que ofrecían ofertas todo el año y además porque la calidad de los artistas que llegaban era cada vez menor. No se en que maldito momento a los promotores se les ocurrió traer a ese par de atorrantes que se hicieron famosos con una canción y cuyo concierto estelar terminó en tragedia. A partir de ahi la feria se vino abajo. La gente comenzó a visitarla menos por temor a otra tragedia y debido a que los Grandes Estelares ya no eran al aire libre sino en una especie de coliseo limitado, ya se había perdido toda la emoción. Los negocios ya no resultaban rentables y muchas grandes empresas se retiraron.Creo que la última edición de la Feria del Hogar fue en el año 2003 si mal no recuerdo y lo peor de todo es que había sido reducida a la tercera parte, pues toda la parte delantera del terreno había sido vendido a una cadena de supermercados y ferretería. Cada vez que paso por la avenida La Marina, justo por el lugar que ocupaba la Feria del Hogar me acuerdo con mucha nostalgia de aquella fracesita que se hizo muy común gracias a ella: Te llama, la llama....!!!

No comments: